Agile vs DevOps: dos metodologías, dos enfoques.

Victoria Laspoumaderes
Caminos a la nubes
January 4, 2022

Agile vs DevOps: dos metodologías, dos enfoques.

A menudo me sucede, que me contacta algún recruiter para ofrecerme una propuesta de trabajo. Siempre las escucho, porque aparte de entender que este mercado es volátil como pocos y nunca se deben dejar pasar las oportunidades de desarrollo y crecimiento profesional, también me permiten estar informada de lo que el mercado busca, y justamente de los cambios que se vienen.

Casi siempre me contactan para ocupar una posición de DevOps, ya que es mi perfil...

Pero algo que me pasó en varias oportunidades, es que quién me entrevista suele tener poco conocimiento sobre qué es ser DevOps.

Me doy cuenta de ello, cuando me preguntan con qué metodología Ágil trabajo, o si conozco alguna... Me doy cuenta que no toman DevOps como una metodología en sí misma, sino como un "puesto" simplemente.

Entonces se me ocurrió compartir un poco aquí, sobre la metodología DevOps vs Agile... que tal vez ayude a clarificar un poco sobre ambas.

Tanto Agile como DevOps son metodologías de desarrollo de software, es decir, constituyen pasos, pautas, mecanismos, procesos, plantillas preestablecidas de cómo se debe desarrollar un proceso de desarrollo de software, así como los profesionales que intervienen en cada una de las etapas.

Aunque suelen tener muchos aspectos en común, lo cierto es que también presentan diferencias.

Metodología Ágil

Se trata de una metodología de desarrollo que ha ganado mucho espacio en los últimos años, desplazando a las tradicionales. Esta metodología tiene como eje central el desarrollo iterativo con enfoque incremental y evolutivo.

Esto quiere decir que el desarrollo del producto final es dividido o fragmentado en tareas más pequeñas. Estas tareas se desarrollan y prueban hasta que no presenten errores. De este modo, al finalizarlas, se integran para realizar las pruebas finales. A la hora de implementar esta metodología existen diferentes marcos de trabajo que realizan modificaciones y la ajustan a su entorno y necesidades.

DevOps

Esta metodología de desarrollo de software despliega todo su potencial en torno a la integración, comunicación y colaboración entre los diferentes profesionales de tecnología de la informática para facilitar un desarrollo veloz. Los departamentos de desarrollo y operaciones se unen para crear una estructura de producción que genera códigos más eficaces. Este vínculo es la gran asignatura pendiente de otras metodologías de desarrollo. Es una alianza que eleva el concepto de agilidad a un plano superior, nunca antes visto.

Analicemos ahora algunas diferencias clave entre Agile y DevOps

  • Tamaño del equipo

Quizás, la principal diferencia que existe entre estas dos metodologías, después de lo planteado anteriormente, es la cantidad de personas que se involucran en el desarrollo. La primera está concebida para un equipo pequeño, mientras que la segunda suele involucrar a un mayor número de profesionales. Se dice que todo aquel que pueda ser considerado como stack holder debe ser parte del equipo.

  • Fraccionamiento del trabajo

Por otro lado, la metodología ágil fracciona sus logros en sprints, cada uno de los sprints suele durar poco menos de un mes. Mientras que su contrincante trata de entregar código todos los días o incluso cada pocas horas. Esto es posible debido a que la retroalimentación se produce únicamente dentro del propio equipo de desarrollo, a diferencia de la primera.

  • Documentación

El enfoque ágil le proporciona mayor importancia al desarrollo, en un sistema de trabajo que manda a un segundo nivel de importancia la generación de la documentación. Esto funciona ya que los integrantes del equipo son capaces de realizar cualquier trabajo.

Sin embargo, en la metodología DevOps es necesario generar una documentación más detallada, porque el programa está en constante tránsito entre el equipo de desarrollo y el equipo de operaciones.

  • Alcance

No pocos especialistas sitúan el alcance como uno de los elementos que más acentúa la diferencia entre ambas metodologías.

La primera se centró desde sus inicios en acelerar el proceso de desarrollo, sin embargo descuidó las pruebas. Mientras que la segunda, aprovechando las buenas y probadas prácticas de la primera, introdujo un marcado carácter holístico. Esto quiere decir que, durante cualquier etapa del código, el equipo debe verlo de manera integral y asegurarse de que funciona tal y como fue diseñado.

Sin duda alguna, se trata de dos metodologías que no pueden considerarse como incompatibles, pero tampoco es justo decir que una es la evolución de la otra. Simplemente plantean dos enfoques con marcadas diferencias en la concepción del proceso productivo.

Victoria Laspoumaderes

DevOps Engineer-

Uno de mis mayores valores es mi entusiasmo por aprender y mejorar mi conocimiento día a día. Me destaco por ser autodidacta y proactiva. Trabajo bien en equipo. Tengo buena tolerancia trabajando bajo presión, encarar nuevos desafíos y me esfuerzo para lograr los objetivos que me propongo.
Disfruto transmitiendo a otros lo que voy aprendiendo. Creo en el fundamento del dar para recibir.
Soy apasionada por la tecnología y trabajo a diario por la inclusión de más mujeres en #STEM.
Participo de comunidades como #LasDeSistemas y #WomenWhoCodeBsAs donde trabajamos en disminuir la brecha de genero en IT.

Related Posts

Boletin informativo SpainClouds.com

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form